Archives for 10 May,2017

You are browsing the site archives by date.

, ,

Misa en honor a la memoria del Beato Álvaro del Portillo

El 12 de mayo se celebrara la santa misa en honor  a la memoria del Beato Álvaro del Portillo en la Catedral Castrense ex Vicaria.

Fue el primer sucesor del fundador del Opus Dei, San Josemaría Escrivá de Balaguer. Beatificado en Valdebebas, Madrid España, por el cardenal Ángelo Amato el 27 de septiembre de 2014. En 1935 se incorporó al Opus Dei, fundado por San Josemaría Escrivá de Balaguer, el 2 de octubre de 1928.

Su historia

El beato Álvaro del Portillo fue un obispo, ingeniero civil, doctor en filosofía y en Derecho Canónico; primer sucesor de San Josemaría Escrivá de Balaguer al frente del Opus Dei. Nació en Madrid, España, el 11 de marzo de 1914.  Ingresó al Opus Dei en 1935, cuando era estudiante de la Escuela de Ingenieros de Caminos de Madrid.

El 25 de junio de 1944, tras finalizar los estudios civiles y eclesiásticos, se ordenó sacerdote en Madrid, de manos del obispo de la diócesis, monseñor Eijo y Garay. Allí ejerció el ministerio sacerdotal hasta que en 1946, se trasladó a Roma. Más tarde se doctoró en Filosofía y Letras y en Derecho Canónico.

Álvaro del Portillo llegó a ser consultor de varios dicasterios de la curia romana, participó en el Concilio Vaticano II, y fue secretario de la comisión que elaboró el decreto Presbyterorum Ordinis, sobre el ministerio y la vida de los presbíteros. Asimismo, mantuvo una estrecha relación con varios papas, especialmente con el beato Pablo VI, uno de sus primeros amigos en Roma.

Según la publicación, tras la muerte de San Josemaría Escrivá en 1975, fue elegido para sucederlo al frente del Opus Dei, que dirigió durante 19 años hasta el día de su fallecimiento.

El 28 de noviembre de 1982, al erigir la Obra en Prelatura Personal, el papa San Juan Pablo II, lo nombró Prelado del Opus Dei, y el 6 de enero de 1991 le confirió la ordenación episcopal. Álvaro del Portillo falleció en 1994 después de una peregrinación a Tierra Santa. San Juan Pablo II fue a orar ante sus restos mortales, como reconocimiento por su servicio al pueblo de Dios.

Read More