Calidad académica

Riqueza interior

Promovemos una educación integral, que atiende a todas las facetas de la persona, basada en una sólida formación académica, humana y cristiana. Preparamos a  nuestras alumnas para que sean buenas personas y buenas profesionales, y para que sepan afrontar el futuro con responsabilidad personal y en colaboración con todos.

FORMACIÓN ACADÉMICA

Nuestro nivel académico se constata en los buenos resultados que logran las alumnas en las pruebas externas.
El dominio del inglés constituye un aspecto destacado en la formación académica de nuestras alumnas. Como formación complementaria  se promueven programas de idiomas, que ofrecen la posibilidad realizar viajes de intercambio a Irlanda.
Las Tecnologías de la Información y la Comunicación aplicadas a la Educación (TICE), se emplean de forma habitual como herramienta para el aprendizaje.

Las actividades deportivas, además de propiciar el desarrollo físico de las chicas, fomentan valores como el esfuerzo, el afán de superación, el compañerismo y la amistad. Es destacable el éxito de los equipos deportivos de en los campeonatos escolares. Acogemos campeonatos y múltiples actividades deportivas, que refuerzan la importancia del desarrollo físico.

También se promueven las actividades artísticas, que tienen como objetivo desarrollar la capacidad estética del ser humano, teatro, pintura, música o escritura creativa son algunas de las actividades que realizan nuestras alumnas.

FORMACIÓN HUMANA
En Las Almenas se promueven hábitos que lleven a los alumnos a alcanzar su madurez personal. El esfuerzo por un trabajo bien hecho, la sinceridad, la alegría o el orden son algunos de los aspectos esenciales de la formación humana

FORMACIÓN CRISTIANA
La formación y atención espiritual que se ofrece en Las Almenas se realiza de acuerdo con los principios de la doctrina católica, y con el máximo respeto a la libertad de las conciencias. Estas actividades tienen carácter voluntario. La Prelatura del Opus Dei, a petición de la Asociación de Padres para la Educación Integral, ayuda a mantener viva la identidad cristiana de los colegios.